top of page
  • Foto del escritorLaura Puig

Psicología Positiva: Beneficios, limitaciones y cuándo no aplicarla.


La Psicología Positiva: Sí, pero no siempre ni en cualquier caso. No todo vale


Hace poco, un amigo me contó cómo se sintió al intentar aplicar los principios de la psicología positiva después de perder su trabajo. Aunque intentó mantenerse optimista y agradecido por lo que tenía, no pudo evitar sentir que estaba ignorando sus emociones reales y perfectamente válidas. Éste es solo un ejemplo de cómo la psicología positiva, aunque poderosa y beneficiosa, no siempre es adecuada en todos los contextos.


¿Qué es la Psicología Positiva?


La psicología positiva es una rama de la psicología que se centra en las fortalezas y las virtudes humanas para mejorar el bienestar. Fue popularizada por Martin Seligman en la década de los 90 y busca comprender qué hace que la vida valga la pena, fomentando aspectos como el optimismo, la gratitud y la capacidad de resiliencia.

Laura Puig - Psicólogos Girona
Psicología Positiva.

Beneficios de la Psicología Positiva:


La psicología positiva tiene numerosos beneficios cuando se aplica adecuadamente, algunos de estos beneficios son:


  • Mejora nuestro bienestar: Prácticas como el agradecimiento y el optimismo pueden aumentar la felicidad y reducir el estrés. Diversos estudios han demostrado que llevar un diario de gratitud puede mejorar significativamente la satisfacción con la vida.

  • Fortalecimiento de las relaciones: Enfocarnos en nuestros rasgos más positivos, así como en lo mejor de los demás, puede mejorar significativamente nuestras relaciones personales y profesionales, fomentando una mayor conexión y empatía.

  • Aumento de nuestro rendimiento: En el deporte y el lugar de trabajo, la psicología positiva se utiliza para mejorar el rendimiento y la motivación. Por ejemplo, los atletas que utilizan técnicas de visualización positiva tienden a tener mejores resultados.


Inconvenientes, limitaciones y críticas de la Psicología Positiva:


  • No es una solución mágica: La psicología positiva no debe verse como una solución mágica para todos los problemas de la vida. No aborda todas las complejidades de la condición humana y, en muchos casos, no nos sirve, sobretodo si el problema que debemos abordar es sentido por la persona como algo grave.

  • Podemos llegar a sentir que, se están invalidando nuestras emociones: Querer imponer la filosofia de la Psicología Positiva, puede hacer que la persona afectada por cualquier problema, sienta que éste se está minimizando y que emociones negativas cómo el dolor, la tristeza o la ira se están menospreciando. Estas emociones son importantes y necesitan ser procesadas, sostenidas y compartidas.

  • Sobrecarga de positividad: El exceso de positividad puede ser contraproducente, creando presión para que nos sintamos siempre felices y positivos, lo que puede resultar muy estresante y poco natural.


Algunos casos en los que la Psicología Positiva estaría contraindicada:


  • Enfrentamiento con el duelo y la pérdida: En momentos de duelo y pérdida, puede ser más beneficioso permitir que las emociones negativas se expresen y se procesen en lugar de intentar forzar una perspectiva positiva e intentar minimizar y tapar esas emociones.

  • Trastornos mentales graves: En casos de depresión clínica, trastornos de ansiedad u otros trastornos mentales graves, el enfoque en la psicología positiva puede ser insuficiente y el paciente podría necesitar de una intervención profesional más profunda.

  • Contextos de injusticia o abuso: En situaciones de abuso o injusticia, simplemente enfocarse en lo positivo puede desviar la atención de la necesidad de cambio estructural y justicia. Y, además, con este enfoque, estamos diciendo a la persona afectada que debe conformarse con la situación que ha vivido.


En conclusión, podemos decir que, la psicología positiva es una herramienta poderosa que puede mejorar la calidad de vida de muchas personas, pero es crucial entender que no es aplicable en todos los contextos. Forzar una perspectiva positiva en situaciones inapropiadas puede resultar en la invalidación de emociones legítimas y en una sobrecarga emocional. Es esencial equilibrar el optimismo con el realismo y reconocer cuándo es necesario permitir y procesar las emociones negativas. Como con cualquier enfoque terapéutico, la clave está en la aplicación adecuada y consciente, adaptada a las necesidades individuales y a las circunstancias específicas de cada persona.


Laura Puig - Psicólogos Girona y terapia online


Recuerda que puedes reservar tu cita en www.laurapuig.org/reservas puedes comprar mis libros en https://www.laurapuig.org/libros. Por último decirte que, próximamente tendréis a vuestra disposición una plataforma de cursos online más que interesantes...¡Estamos en ello!

25 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page