top of page
  • Foto del escritorLaura Puig

La trampa del perfeccionismo: aprende a liberarte de él

El afán de perfeccionismo puede ser una trampa. Permítete ser imperfecto/a y aprende de cada experiencia. La imperfección es belleza.


Vivimos en una sociedad que, muy a menudo, glorifica la perfección, desde las redes sociales hasta los estándares profesionales y personales. Sin embargo, este ideal puede ser una trampa que nos impide disfrutar plenamente de la vida y aceptar y disfrutar de nuestra verdadera esencia. El perfeccionismo suele aparecer porqué deseamos evitar, a toda costa, errores y críticas. Este impulso puede llevarnos a un ciclo de procrastinación, falta de efectividad, ansiedad y baja autoestima. Por ello, es importante reconocer cuándo estamos siendo demasiado duros con nosotros mismos.


Las imperfecciones nos hacen únicos y auténticos. Nuestras imperfecciones cuentan nuestra historia personal y nos hacen humanos y, además, aprendemos de ellas. Cada error es una oportunidad de aprendizaje. En lugar de ver los errores como fracasos, considéralos como pasos hacia un mayor crecimiento personal. Reflexiona sobre lo que salió mal, lo que puedes mejorar y cómo puedes aplicar estas lecciones en el futuro. Esta perspectiva no solo alivia la presión del perfeccionismo, sino que también fomenta la resiliencia y la autoaceptación.


Dirígete a ti como lo harías con un amigo querido. Sé amable y comprensivo con tus fallos. La auto-compasión reduce el estrés y la ansiedad, y mejora tu bienestar general. Recuerda que ser humano implica cometer errores, y está bien no hacer todo perfectamente.


Permítete ser imperfecto/a y abraza la belleza de tus fallos. El viaje hacia la autoaceptación y el crecimiento personal es mucho más significativo que querer llegar a una perfección inalcanzable. Celebra tus imperfecciones y aprende a amarte tal como eres.


Algunos consejos prácticos:


  • Establece expectativas realistas: Define metas alcanzables y realistas. Recuerda que no todo tiene que ser perfecto desde el principio.

  • Toma riesgos calculados: Atrévete a salir de tu zona de confort y acepta que cometer errores es parte del proceso.

  • Encuentra inspiración en otros: Observa cómo otras personas manejan sus imperfecciones y aprende de sus historias.

  • Reflexiona y acepta sobre tus imperfecciones: Aprende a estar presente y acepta tus pensamientos y sentimientos sin juzgarlos.



Laura Puig - Psicólogos Girona y terapia online


Recuerda que puedes reservar tu cita en www.laurapuig.org/reservas puedes comprar mis libros en https://www.laurapuig.org/libros. Por último decirte que, próximamente tendréis a vuestra disposición una plataforma de cursos online más que interesantes...¡Estamos en ello!


7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page